10 Consejos para unos abdominales 10

Un abdomen plano y bien formado es realmente atractivo además de proporcionarnos una imagen de fuerza y salud, para lograrlo es preciso trabajar a consciencia la musculatura abdominal y alimentarse adecuadamente.


Para iniciarte en el camino correcto considera los siguientes diez consejos que te ayudarán a tener un abdomen 10.

– Trabaja tu abdomen durante la actividad cotidiana. Mientras conduces el coche, caminas o realizas las actividades del dia a dia, en lugar de mantener los músculos abdominales relajados intenta contraerlos metiendo la tripa; no olvides respirar.


– Al realizar los ejercicios hazlos de forma lenta y controlada. Concéntrate en lo que estás haciendo dominando la técnica de ejecución, de nada sirve hacer 1.000 abdominales si estás pendiente de otra cosa como hablar por el móvil o conversando con tu colega de entreno.

abdominales 10

– Acompaña los ejercicios con la respiración. Los abdominales son unos de los músculos que participan en la acción de respirar.


– Incluye en tu rutina de entrenamiento abdominal una o dos clases de Pilates a la semana. Verás cómo tu abdomen, al igual que tu postura, va mejorando con el tiempo.

– Trabaja de abajo a arriba. Primero debes trabajar la parte más baja de los rectos abdominales pues es la más complicada de tonificar; luego trabaja los oblicuos, para terminar con la porción superior de los rectos, ya que es la más sencilla de trabajar.


– Progresa en tu entrenamiento. Habrá un momento que el entrenamiento no te suponga esfuerzo, antes de llegar a este punto debes cambiar la rutina y buscar una más complicada.


– Dedica a cada ejercicio un minuto sin tener prisa en la ejecución de los movimientos. Recuerda cuanto más lento memos inercia y más trabajo muscular. En los ejercicios de oblicuos dedica un minuto a cada lado.

– Para disminuir tu nivel de grasa abdominal es conveniente que realices también un buen entrenamiento cardiovascular, súbete a la bicicleta elíptica o a la cinta de correr por lo menos 3 veces a la semana durante 30 as 45 minutos cada vez.
– Alimenta adecuadamente tus abdominales. Puedes hacer todos los ejercicios que quieras pero si no disminuyes la cantidad de grasa acumulada nunca se verán, así que cuida tu alimentación.


– Antes de comenzar algún programa de entrenamiento, y sobre todo si padeces alguna lesión, consulta con un médico y/o fisioterapeuta para que te recomiende lo más adecuado según tu estado físico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas